Stalking. ¿Qué es eso? Primera sentencia del TS al respecto.

El Tribunal Supremo se ha pronunciado por primera vez sobre este delito que viene recogido en el Código Penal, reformado en 2015, artículo 172.ter.

Establece el referido artículo lo siguiente:

1. Será castigado con la pena de prisión de tres meses a dos años o multa de seis a veinticuatro meses el que acose a una persona llevando a cabo de forma insistente y reiterada, y sin estar legítimamente autorizado, alguna de las conductas siguientes y, de este modo, altere gravemente el desarrollo de su vida cotidiana:

  • 1.ª La vigile, la persiga o busque su cercanía física.
  • 2.ª Establezca o intente establecer contacto con ella a través de cualquier medio de comunicación, o por medio de terceras personas.
  • 3.ª Mediante el uso indebido de sus datos personales, adquiera productos o mercancías, o contrate servicios, o haga que terceras personas se pongan en contacto con ella.
  • 4.ª Atente contra su libertad o contra su patrimonio, o contra la libertad o patrimonio de otra persona próxima a ella.

Si se trata de una persona especialmente vulnerable por razón de su edad, enfermedad o situación, se impondrá la pena de prisión de seis meses a dos años.

2. Cuando el ofendido fuere alguna de las personas a las que se refiere el apartado 2 del artículo 173, se impondrá una pena de prisión de uno a dos años, o trabajos en beneficio de la comunidad de sesenta a ciento veinte días. En este caso no será necesaria la denuncia a que se refiere el apartado 4 de este artículo.

3. Las penas previstas en este artículo se impondrán sin perjuicio de las que pudieran corresponder a los delitos en que se hubieran concretado los actos de acoso.

4. Los hechos descritos en este artículo sólo serán perseguibles mediante denuncia de la persona agraviada o de su representante legal.

Pues, como decíamos al inicio, el Pleno de la Sala II del Tribunal Supremo se ha pronunciado por primera vez sobre este nuevo delito de “stalking”, y considera que, para ser delito, la conducta debe prolongarse el tiempo suficiente para provocar la alteración de la vida cotidiana de la víctima, aclarando que no bastan episodios, más o menos intensos o más o menos numerosos, pero concentrados en pocos días y sin nítidos visos de continuidad, que, además, no comporten repercusiones en las costumbres de la víctima.

Sin perjuicio de que podrás leerte la sentencia completa aquí cuando esté disponible, a continuación te hacemos un resumen de lo sucedido:

Los HECHOS probados en primera instancia y que motivan la sentencia se producen entre la tarde del 22 de mayo de 2016 y el 31 de mayo del mismo año. En total se trata de cuatro actos de hostigamiento en el plazo de una semana:

  • Primero: tarde del 22 de mayo de 2016.

Llamadas telefónicas que la víctima no contestó y que se sucedieron hasta la 1.30 de la madrugada, con envío de mensajes de voz y fotos del antebrazo del acusado sangrando  y advirtiéndola de su propósito de suicidarse si no era atendido, en actitud inequívocamente acosadora y de agobiante presión.

  • Segundo: 23 de mayo de 2016.

Intento de entrar en el domicilio de la víctima, también de forma intimidatoria y llamando insistentemente a los distintos telefonillos de la finca en las horas inmediatamente siguientes. Se trata de otro acto de acoso. Cesó cuando apareció la policía.

  • Tercero: 30 de mayo de 2016.

El acusado vuelve al domicilio de la recurrente profiriendo gritos y reclamando la devolución de objetos de su propiedad.

  • Cuarto: 31 de mayo de 2016.

El acusado se acerca a la mujer en el centro de educación al que ambos acudían y donde coincidían, exigiéndole la devolución de una pulsera.

Pues bien, ¿por qué ha entendido el TS que no existe stalking? A continuación te dejo las dos notas más relevantes:

1.- Tiene que existir una cierta prolongación en el tiempo de la voluntad de perseverar en esas acciones intrusivas. No puede tratarse de un episodio aislado o de algo coyuntural, porque de ese modo no se alterarían las costumbres del día a día de la víctima.

2.- Ha de existir esa alteración del día a día o ese cambio de hábitos con motivo del comportamiento del stalker.

Ejemplos de esa alteración serían el cambio del número de teléfono, el cambio de vivienda, el cambio de ruta al trabajo, etc.

¿Cuáles podemos decir que son, entonces, los requisitos del tipo?

  • Persecución repetitiva e intrusiva.
  • Obsesión al menos aparente.
  • Aptitud para generar temor o desasosiego o condicionar la vida de la víctima.
  • Oposición de la víctima a la conducta del “stalker”.
  • Conducta prolongada en el tiempo. ¿Cuánto? No está claro todavía: algunos hablan de un mes; otros, de seis meses.

¿Qué te parece? Danos tu opinión!!

Un saludo desde ABOGALICIA y feliz resto de miércoles!!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s